Sin importar el tiempo de experiencia de años o pocos meses ejecutando procesos de selección de personal o realizando entrevistas para buscar un nuevo miembro para conformar su equipo de trabajo, usted puede cometer algunos de los siguientes pecadillos que según expertos como Patricia Monroy, Jefe de selección de personal del Banco AV Villas y Carla Peña Gerente de Talento Humano de CRM Falabella puede cometer.

Los_10_pecados_en_el_momento_de_realizar_entrevistas

  1. Descuido en la imagen personal: Aunque cuida la imagen personal es una recomendación básica y reiterativa en todos los espacios, nunca va de más cuidar su forma de vestir, el maquillaje, la afeitada en los hombres y otros detalles que pasamos de lado como el rostro y el cuerpo cansado luego de varias horas o días de jornadas extensas de trabajo.
  2. Perder el hilo de la conversación: El día a día, las múltiples tareas y la presión que se ejerce en el trabajo, así como el conectarse con asuntos personales, pueden facilitar que pierda el hilo de la conversación con su entrevistado perdiendo información vital de su experiencia y peor aun volviendo a preguntar cosas que él ha mencionado.
  3. No mostrar interés: Es una de las quejas constantes de muchos candidatos, al momento de responder las preguntas el entrevistador responde su celular, correos electrónicos, responde a la puerta, se queda mirando fijamente y pensando en otras cosas, está centrado más en sí mismo y en lo que va a preguntar a continuación que en las respuestas de la persona.
  4. Curiosidad o morbosidad: En ocasiones las experiencias personales o laborales de las personas son tan interesantes que la entrevista de selección toma un rumbo inesperado, se termina conociendo más al candidato por un evento anecdótico y se descuida el objetivo y propósito de la entrevista.
  5. Cortar la entrevista de improvisto: Un gran error cuando usted se da cuenta que el candidato no cumple con los requisitos esperados y la entrevista es cortada con frases que hacen alusión a la poca o nula experiencia del candidato o al no cumplimiento del perfil definido.
  6. Identificarse con el evaluado: Dejar de ser objetivo por encontrar creencias o afinidad en temas políticos, religiosos, trabajar en la misma empresa anterior, conocer a alguien en común o tener la misma opinión de un tema en particular.
  7. Manejar un tono interrogatorio: Es necesario crear un ambiente cómodo y seguro para los entrevistados, conocido como “rapport” este se pierde cuando usted solo se dedica a preguntar, preguntar, preguntar y preguntar, no generando una relación de cálida y de interés para los candidatos, algunos llegan a expresar que se han sentido en la “fiscalía”
  8. Enredarse: Formular preguntas enredadas que lleven al entrevistado a confundirse y a responder cosas que no son.
  9. Creencias: Viciar el concepto sobre el evaluado con ideas preconcebidas o estereotipos.(Ej: «Todos los hijos únicos son mimados») que usted puede tener y que lo alejan de la objetividad y neutralidad que debe tener.
  10. Actuar unilateralmente: Asumir que el proceso de selección es unilateral y no darle información suficiente para que el candidato decida si le interesa o no la oferta que usted le está haciendo.

Ahora, ya que ha llegado hasta aquí, simplemente evalúe de 1 a 10 que tanto usted o su equipo ha cometido estos errores, corrija el rumbo y prepárese concienzudamente para la próxima cita con un candidato.

Agenda ya una demostración >>


Si, quiero conocer más.