Uno de los servicios de capacitación que ofrecemos en iDtalento es el taller de liderazgo. Diseñado para contribuir al desarrollo de talento y competencias del capital humano de nuestros clientes, con quienes tenemos el compromiso de apoyarlos en el crecimiento de su activo principal, es una de las soluciones estratégicas y personalizadas para la vinculación e integración que ponemos a su alcance para beneficio de su empresa.

El liderazgo es uno de los temas más tocados al interior de empresas y todo tipo de organizaciones, ya que resulta fundamental para la dirección de las actividades y, por tanto, para el alcance de los objetivos. A pesar de que ya se cuenta con más información sobre el tema, aún es motivo de debate si un líder nace o se hace, pero hay algo indiscutible y es que los líderes son imprescindibles en organizaciones sociales, políticas y militares, al ser impulsores y generadores, motivadores del equipo de trabajo y, por lo tanto, piezas clave para el éxito; por ello, el liderazgo es considerado una actividad amplia, que implica diferentes competencias y valores, que se ha comprobado que pueden desarrollarse a través de cursos especiales de liderazgo, como los que ofrecemos en iDtalento.

El liderazgo puede concebirse desde dos perspectivas, la primera como una cualidad que poseen los líderes para desempeñarse como tales al interior de una organización, en la sociedad en general o en una comunidad; en la segunda se entiende como un proceso de interacción entre un grupo de individuos guiado por una persona que ejerce influencia sobre los demás para dirigirlos hacia el alance de una meta definida, la cual contempla el beneficio tanto de la organización como de sus colaboradores. Con esto, podemos entender el valor de los líderes en una organización y tener una idea de las características que los definen para que el grupo los identifique como tales.

Aquí tocamos un punto muy importante, y es que los miembros de un grupo identifiquen a los líderes, lo que habla de los rasgos que los caracterizan y los lleva a dirigir un grupo, más por un orden natural que por una imposición. Si bien por mucho tiempo se ha asociado la figura de un líder con quien manda y a quien no se debe cuestionar por ninguna razón, es decir, alguien a quien se le debe temer, lo ideal es que los líderes influyan sobre las personas y los conduzcan por decisión personal al identificarse con los valores que representan, llevándolos a respetarlos y confiar en ellos, no a temerles y obedecerlos ciegamente. Esto hace la diferencia entre un líder efectivo y un líder autoritario, y sin duda la figura del primero puede beneficiar más a su empresa.

Taller de liderazgo

¿Qué es el liderazgo?

El liderazgo es una habilidad enfocada a un proceso de dirección en que la conducta de otras personas se guía hacia alcance de algún objetivo, es decir, influye en que las personas actúen de una manera particular o sigan un rumbo trazado a partir de las políticas de la organización. En otras palabras, con el liderazgo se busca lograr objetivos por medio del capital humano. Aunque es concebido de diferentes maneras por diversos autores, se puede decir que es el proceso de influir sobre las personas para que de manera voluntaria se enfoquen en alcanzar las metas de un grupo, esto a través del uso de estímulos adecuados y el manejo de múltiples factores en el entorno.

¿Cuál es el papel del líder?

El liderazgo es inherente al hombre y sin cual el progreso no hubiera sido posible, ya que los grupos sociales difícilmente hubieran podido transformarse sin que un líder tuviera la iniciativa del cambio. Entendido desde el punto de vista de la sociología, todos los grupos sociales necesitan jefes naturales que los guíen, que los impulsen y eliminen factores que generen confusión e incertidumbre, las que suelen ocasionar estancamientos, principalmente por temor a lo desconocido, y estos jefes naturales deben presentar una serie de atributos especiales.

Las características a nivel personal de los líderes son estables e incluyen desde rasgos psicológicos y sociales hasta físicos, los que en conjunto crean una imagen que en las otras personas concuerdan con los estereotipos que los llevan a seguirlos naturalmente. En este punto, cabe mencionar que, aunque existen líderes natos, también se pueden modificar características personales para adoptar un papel de líder, pero estas se deben trabajar continuamente y reforzar, por ejemplo, a través de un taller de liderazgo como el que ofrecemos en iDtalento.

Características de un líder

Los líderes reúnen características como:

  • Tienen confianza en sí mismos
  • Se integran fácilmente a diferentes equipos
  • Desean aceptar responsabilidades de dirección
  • Son muy competentes al lidiar con situaciones nuevas
  • Se identifican con los objetivos y valores de la empresarial
  • Tienen una alta inteligencia emocional, lo que implica ser sensibles y empáticos
  • Se interesan por los miembros del grupo

Funciones de un líder al interior de una empresa

  • Se encarga de la coordinación de las tareas de los miembros del grupo y supervisa sus actividades.
  • Se enfoca en la planificación, programación y orientación de diferentes procesos.
  • A través del orden, distribución, disposición y arbitraje de recursos, facilita los procesos de la empresa.
  • Se enfoca en brindar ayuda, consejería y asesoría.
  • Las funciones principales de un líder mediador son ayudar, cooperar, motivar y regular las actividades del grupo.
  • Fuente de recompensas y castigos. Premia, censura y reprime a partir de las conductas y resultados obtenidos.
  • Portero del grupo. Representa e identifica a un grupo, avalando sus objetivos y valores.

¿Cómo se forma un líder?

A pesar de que existen líderes natos, que reúnen todas las características que hemos mencionado, también es posible formarse como líder realizando cambios en la actitud, la conducta y el conocimiento. Para formarse como líder se debe seguir un proceso continuo y progresivo, que les permita prepararse para desempeñarse de mejor manera en su entorno.

Si en su empresa han identificado personas con potencial de liderazgo y desean ayudarlos a crecer, los talleres vinculados con el trabajo en sus rasgos pueden beneficiar a la organización, los que se basan en dos principios fundamentales: el liderazgo se puede enseñar y las personas son capaces de aprender. Esto es lo único que deben tener en cuenta, y contrario a lo que muchos piensan, el liderazgo sí se puede enseñar. Incluso, una persona que tiene habilidades innatas, si no las emplea y desarrolla puede perderlas con el paso del tiempo, así que el ejercicio constante hará la diferencia y los llevará al perfeccionamiento.

¿Qué se trabaja en un taller de liderazgo?

Los talleres y cursos de liderazgo están enfocados a satisfacer las necesidades de ambientes empresariales en aquellos momentos en que quieren sacar a adelante un proyecto en que el trabajo, dirección e ideas de un líder resultan clave para conducir los esfuerzos de un grupo de personas. A través del desarrollo de la capacidad de visión, del enfoque y motivación, para contemplar aquello que está más allá de lo evidente, identificar problemas y dificultades y del ejercicio constante de análisis para notar y crear las vías para llegar hacia un objetivo y de la elección de las herramientas que resulten adecuadas para sus propósitos, se forman líderes en talleres.

Para conseguir que un grupo de personas siga a un líder sin que este se imponga, es necesario que cuente con excelentes habilidades de comunicación, por eso la escucha y observación se trabajan en los cursos, pues a través de estos logran estar atentos a las necesidades y opiniones de los miembros de la organización, siempre enfocados al alcance de objetivos comunes. La inteligencia emocional, la empatía y el respeto hacia los demás son clave para que las personas a las que conduce no sientan que el líder se encuentra por encima de ellos y tengan la suficiente confianza para aportar activamente al trabajo.

El trabajo en equipos es crucial para esto, y en los talleres se brindan elementos que les permitan fortalecer su capacidad para asumir responsabilidades y compromisos, la delegación de funciones y tareas, identificar las fortalezas de los demás y motivar a los miembros para aplicarlos en beneficio de todos. El reconocer los avances y las victorias, transmitir entusiasmo y confianza y motivar constantemente al equipo, son cosas que deben dominar los líderes y resultan tan importantes como detectar las debilidades y errores para implementar las medidas necesarias para convertirlas en oportunidades de crecimiento.

¿Cuál es el papel del líder en el trabajo en equipo?

Es por sus atributos, que en el trabajo en el equipo los líderes distinguen, capacitan y fortalecen a los integrantes, siempre conscientes de lo fundamental que resulta el capital humano para la organización. Ellos fusionan los aspectos positivos del trabajo individual con las ventajas de la integración grupal, se concentran en los aspectos que favorecen y fortalecen la imagen de la empresa y anteponen sus responsabilidades para evitar que la organización se vea afectado. Su empatía y calidad de trato les ayuda a generar relaciones interpersonales sólidas y sinceras, donde exista una excelente comunicación con los miembros del equipo e impulsa consolidar este tipo de relaciones entre ellos. También se encargan de motivar el crecimiento y superación de los miembros, están abiertos a la crítica, a sugerencias y consejos, manteniendo una actitud positiva, enfocada a las proyecciones futuras. La buena disposición es clave, así como la capacidad para asumir nuevas responsabilidades y representar a su gente, buscando la innovación constante.

¿Cuándo se necesita un taller de liderazgo?

Es por la gran competitividad en el mercado actual, que las empresas requieren de técnicas como talleres para contribuir al desarrollo de sus actividades. Cuando se identifica un estancamiento en el alcance de objetivos, si el clima laboral no es el adecuado y se presenta una baja productividad y rendimiento por falta de motivación, problemas en dirección o la compañía se enfrenta a un nuevo proyecto, recurrir a talleres para liderazgo es una buena opción, con la cual los líderes pueden fortalecer sus habilidades y las herramientas de las que disponen y orientarlas de mejor manera para el alcance de los objetivos de la organización.

¿Cuáles son los beneficios de un taller de liderazgo?

Al enfocarse en la mejora de los proyectos de una empresa, un taller de liderazgo contribuye al alcance del éxito de una empresa y son cuatro los aspectos principales en los que se hacen visibles sus beneficios.

  • Más confianza

Los empleados, al estar guiados por la figura de un líder, sienten mayor confianza en su propio potencial y disponen sus atributos al alcance de los objetivos propios y del grupo. En un ambiente en que todos los participantes pueden aportar con sus propias ideas y opiniones para el desarrollo de un proyecto, los líderes pueden nutrirse de ellas y enfocarlas de manera estratégica para las metas de la empresa.

  • Ideas más completas

En los talleres, los líderes aprenden a identificar las oportunidades de escuchar las ideas del equipo de trabajo que conducen, así se agiliza el flujo de trabajo y se consigue una colaboración activa, lo que favorece la integración y la responsabilidad de toma de decisiones no se encuentra ya del todo centrada en una persona.

  • Mayor competitividad

Al reforzar las habilidades y conocimientos aplicables a liderar un equipo de trabajo, los participantes de un taller se sienten más seguros y asumen sus funciones sin el miedo que puede representar el enfrentarse a la competencia, así la compañía puede mejorar y lograr tener una mayor presencia.

  • Motivación

La motivación es uno de los puntos en que los líderes también tienen que trabajar, aunque se podría pensar que su función es mantener motivados a los demás, lo que también es cierto. Al adquirir más conocimientos, habilidades y técnicas, la disposición para asumir retos, buscar soluciones e innovar constantemente comienza a ser una necesidad de los líderes, lo que les ayuda a mantenerse motivados en todo momento.

Es por todo lo anterior, que el taller de liderazgo que ofrecemos en iDtalento como parte de los servicios de capacitación, es una excelente opción para las empresas. Con una metodología dinámica que permite aplicar la capacitación en la vida práctica conforme las necesidades que se presenten, contamos con validez oficial y certificaciones en diferentes áreas, incluyendo el desarrollo y asesoría de plan anual de capacitación, diagnóstico del departamento de capacitación de la empresa y de cumplimiento de lineamientos legales, cursos y talleres vivenciales, formación de instructores, conferencias motivacionales, entre otros. Para solicitar información detallada acerca de todo lo que tenemos para contribuir al desarrollo de su capital humano, contáctennos, en iDtalento con gusto los atenderemos.