En iDtalento ponemos a su disposición nuestro conocimiento y experiencia en la aplicación de técnicas de selección de personal para que las empresas logren vincularse con quienes cuenten con las competencias requeridas por la vacante. De esta manera, les permitimos economizar en tiempo y costos, pues su personal del departamento de recursos humanos puede enfocarse en otras actividades estratégicas para el negocio y no en los procesos de detección y atracción de talento.

Los servicios de selección de personal, como los que ofrecemos en IDtalento   , son una excelente opción para evitar los problemas a los que una empresa se puede enfrentar al tener la necesidad de contratar una vacante, como la premura en el proceso, lo que lleva a tomar decisiones abruptas que regularmente no son las más atinadas. Como es sabido, para seleccionar el personal se deben aplicar pruebas especiales a través de las cuales se dictamina si los candidatos cuentan con todos los requerimientos necesarios para desempeñarse de manera eficiente en un puesto específico, por lo que se requiere de tiempo para que la decisión no se tome a la ligera y se pueda tomar la mejor opción, partiendo de un análisis comparativo del nivel de afinidad de los candidatos con los requerimientos del puesto de trabajo.

Para seleccionar personal se emplean técnicas de evaluación de los candidatos, a partir de los requerimientos el departamento en el que se tiene que cubrir la vacante, considerando también los objetivos de la empresa y sus metas de crecimiento, factores con los que se definen las características, los conocimientos, habilidades y potenciales deseables en la persona indicada para ocupar el puesto. Es bastante común que se cometa el error de pensar que el candidato con mejor preparación académica o más experiencia es el indicado para el puesto, sin embargo hay muchos factores psicológicos y sociales, intereses personales, entre otros, que influyen en el desempeño, el potencial y el rendimiento de una persona, y solo  a través de pruebas especiales se logran conocer estos aspectos.

Seguir un proceso comparativo entre las exigencias del puesto y de cada uno de los candidatos es lo recomendado, y el uso de técnicas especiales, como entrevistas, evaluación de aptitudes profesionales, exámenes psicométricos y médicos, se encuentra entre las principales herramientas para la selección. Además se deben hacer investigaciones para verificar la veracidad de la información que proporcionan los candidatos, revisar sus antecedentes y las referencias que proporcionaron.

técnicas de selección de personal

De acuerdo con lo anterior, lo primero que se debe hacer al buscar al candidato que pueda ocupar la vacante, es definir el perfil deseado. Para ello se puede hacer uso de un instrumento especial, conocido como profesiograma, en el que se detallan las características que deben reunir los candidatos según la descripción del puesto. Son cuatro los puntos en los que se detalla la información base del perfil: características específicas, conocimientos, aptitudes y rasgos de personalidad y motivación.

En características específicas se incluyen aquellas que debe poseer el candidato, como edad, sexo, lugar de residencia, servicio militar, permiso de conducir, entre otros. En conocimientos se detallan los componentes vinculados con estudios y aprendizajes en su fase formativa y profesional incluyendo formación académica, formación específica en relación con el puesto, idiomas, conocimientos informáticos, tiempo de trabajo y experiencia en puestos similares, por mencionar algunos.

En el apartado de aptitudes y rasgos de personalidad se deben mencionar las habilidades o capacidades esperadas de los candidatos que influyan en su nivel de eficacia en el trabajo y los rasgos de carácter apropiados para desempeñar su puesto. Aspectos como inteligencia, aptitud verbal y numérica, capacidad de análisis y síntesis, razonamiento abstracto, control emocional, creatividad, seguridad, responsabilidad y liderazgo tienen que detallarse. En el apartado de motivación se especifican las fuerzas personales que permitan a los candidatos poner en función del puesto a ocupar todos sus conocimientos, experiencia y actitudes, por lo que se contempla la empresa, el puesto, el salario, las oportunidades de promoción, entre otros.

Cuando se tiene bien definido el perfil que se busca, se puede proceder a publicar la vacante y comenzar a recibir las solicitudes, es entonces cuando comienza la siguiente fase del proceso, correspondiente a la preselección, la cual tiene como finalidad distinguir a los candidatos que puedan ser adecuados de los que no se adaptan al perfil, esto al comprobar si reúnen las condiciones solicitadas en el anuncio y suele ser rápida, a pesar de que tiene que hacerse meticulosamente.

Los criterios empleados en esta fase determinan la aptitud de los candidatos, aunque se presenta un riesgo de descartarlos de manera injustificada en una etapa prematura, y para evitar que esto ocurra se recomienda dividirlos en tres grupos, adecuados, eventualmente adecuados e inadecuados, así, en caso de que después de someter a los considerados en el primer filtro como adecuados no se satisfagan los requerimientos de la vacante, se pueden volver a revisar las solicitudes de los considerados eventualmente adecuados.

Los candidatos preseleccionados se someten a distintas pruebas para determinar el perfil más adecuado al puesto a ocupar, las que se diseñan para evaluar la compatibilidad entre los aspirantes y las necesidades del puesto. Los instrumentos de evaluación incluyen exámenes psicológicos simulacros de las condiciones de trabajo y test de inteligencia, entre otros y pueden dividirse en tres grandes grupos: pruebas psicotécnicas, pruebas específicas y dinámicas de grupo.

Las pruebas psicotécnicas son aquellas conocidas comúnmente como test y permiten valorar y predecir la conducta de una persona así como sus posibilidades para desarrollarse en un área específica. Estas se clasifican en test de inteligencia, de aptitudes, de personalidad y proyectivos. Los test de inteligencia miden la inteligencia general a través del razonamiento abstracto, considerado el factor predictor más confiable del potencial que una persona tiene para el aprendizaje. Los test de aptitudes evalúan las capacidades para realizar tareas concretas, ya sea de manera individual o agrupada; en ellos se incluyen los de rapidez, los de fatiga y precisión de ejecución de tareas, de aptitud verbal y numérica, los de razonamiento mecánico y de relaciones espaciales, entre otros.

Por otra parte, los test de personalidad evalúan el carácter de las personas y se basan en preguntas sobre situaciones específicas para conocer aspectos como la extroversión e introversión en una persona, el nivel de sociabilidad, de estabilidad emocional y de seguridad en uno mismo. Finalmente están los test proyectivos para determinar los rasgos del carácter en presencia de estímulos no estructurados, los que por su nivel de complejidad son poco utilizados.

Las pruebas específicas para la selección de personal evalúan las habilidades que son requeridas para un puesto de trabajo. Debido a lo concreto de los requerimientos de cada vacante, no han sido estandarizadas, así que es indispensable que se lleven a cabo por profesionales, que sean las mismas para todos los candidatos y que se utilicen los medios y las condiciones más similares, en la medida de lo posible, al puesto de trabajo de interés.

Por su lado, las pruebas de grupo son un tipo de evaluación psicológica para observar conductas en la interacción de los candidatos en grupo para conocer los rasgos de sus actitudes. Los rasgos a observar deben ser aquellos considerados como apropiados para que los empleados desempeñen de manera eficaz las funciones de su puesto. Por sus características es principalmente empleada para la selección de candidatos para puestos que implican contacto, relación con público o trabajo en equipo.

Existe también otro tipo de pruebas para la selección de personal, como pruebas profesionales, pruebas grafológicas, juegos de resolución de casos y supuestos, juegos de empresa, simulaciones de gestión, pruebas de conocimiento, de desempeño, pruebas psicológicas de la personalidad y pruebas de respuestas gráficas. Es importante considerar que no siempre es necesario aplicar todas las pruebas existentes, se debe elegir entre las que resulten más convenientes para tomar una decisión de acuerdo con el tipo de perfil que se busca.

Las pruebas son solo  una de las técnicas de selección de personal empleadas en el proceso y miden únicamente factores examinables y comprobables, por lo que se tiene que demostrar su validez de manera práctica o racional. Existen también aspectos que no pueden someterse a la medición que resultan importantes, así que se recomienda recurrir a otras técnicas, como la entrevista. Con la entrevista se busca responder a preguntas como si el candidato tiene capacidad para desempeñar el puesto y qué características lo diferencian de otras personas que solicitan el puesto, y pueden hacerse de diferente manera según sea el objetivo.

Una opción es realizar entrevistas no estructuradas, en las que el entrevistador formula preguntas no previstas, planteadas según los temas que surgen en la conversación; las entrevistas estructuradas son otra opción y sus preguntas se establecen antes de iniciar la entrevista. Debido a que existen algunos aspectos que se pasan por alto con las entrevistas estructuradas y las no estructuradas se recomienda usar entrevistas mixtas, una estrategia que proporciona bases informativas para comparar los candidatos y añadirle interés al proceso al tiempo que se conocen otros terrenos no explorados. Las entrevistas de resolución de problemas también pueden emplearse en la selección de personal, así como las de provocación de tensión, de utilidad cuando el puesto que quiere ocupar el solicitante implica condiciones de gran presión y de resolución de problemas.

Otra de las fases en la selección de personal es la verificación de datos y referencias, así como el examen médico. En algunos casos no se considera necesario someter a los candidatos a un examen de salud, pero es de gran utilidad para reducir los riesgos de propagación de enfermedades y prevención de accidentes así como evitar el ausentismo a causa de enfermedad. Con todo esto lo que se esperaría es encontrar a un candidato que se convierta en el nuevo personal contratado, el que puede comenzar con el proceso de capacitación para integrarse a su puesto de trabajo.

Como pueden notar, son diferentes las fases que comprenden el proceso de selección de personal, y por el grado de especialización que se requiere para aplicar y conducir las pruebas, así como validar sus resultados, es conveniente dejarlo en manos de profesionales. El personal de recursos humanos es el que usualmente se hace cargo de conducir el proceso, pero cuando no se dispone de suficiente tiempo u otras actividades estratégicas para la empresa requieren de mayor atención en el momento, recurrir a la tercerización es la mejor solución. Teniendo esto en cuenta, en iDtalento ofrecemos servicios especializados para la selección de personal con filtros que garantizan que los candidatos cumplan con las especificaciones solicitadas por nuestros clientes. Los aspirantes enviados son evaluados y sus referencias se comprueban con una metodología altamente confiable, en un proceso cuyos resultados reportamos para que tomen la decisión más conveniente para su empresa.

Las ventajas de nuestros servicios incluyen el ahorrar tiempo, el manejo confidencial de información y la verificación de referencias incluidas y omitidas en la hoja de vida. Con una de las mejores garantías en el mercado, en iDtalento realizamos entrevistas por competencias y evaluaciones psicométricas para ocupar puestos específicos. Además, nuestros servicios son deducibles de impuestos, por lo que son altamente rentables.

El proceso de selección de personal no es algo que deba tomarse a la ligera, por ello existen empresas especializadas en ofrecer este tipo de servicios, como iDtalento, con la que pueden tener la confianza de que están haciendo una selección correcta que contribuya al alcance de los objetivos de su empresa. Para todas las empresas que desean dejar en manos expertas la selección del mejor talento humano, en iDtalento nos ponemos a sus órdenes.

A través de técnicas de selección de personal que nos brindan información que representa en forma gráfica y explícita las competencias, liderazgo, áreas de oportunidad, estilo de trabajo y comportamiento bajo presión, además de sugerencias para su entrenamiento y conclusiones de los candidatos, somos una excelente opción. Para solicitar información detallada acerca de nuestros servicios de selección de personal y otros que ofrecemos, como evaluación de talento, capacitación y desarrollo de proyectos, los invitamos a ponerse en contacto con nosotros, en iDtalento con gusto los atenderemos.